Blogia
Metal Progresivo

Venezuela apuesta por el futuro de la música

Venezuela apuesta por el futuro de la música

Si uno lee los medios de comunicación venezolanos dedicados a la música, puede evidenciar con facilidad que algo está emergiendo en su cultura, y que raramente este sentido común y afán de modernidad se da en otros países, más encerrados en protocolos institucionalizados, en burdas reiteraciones de lo autóctono, donde la tradición, a menudo, se convierte en orden y patrón para la ejecución.

La institucionalización de la música es un peligroso artefacto que ensombrece nuestras almas creativas.

En España, por ejemplo, no estamos acostumbrados, o incluso apenas somos capaces de concebir orquestas modernizadas hasta el punto que hoy quiero mostraros. El pasado 19 de noviembre de 2010, Jordan Rudess (teclista de Dream Theater) estrenó su obra "Explorations for keyboard and orchestra", en el Centro Cultural Corp Banca, en Caracas, Venezuela. En este país, la cultura urbana está viviendo un impulso increíble, especialmente en géneros como el rock o el metal. El pasado agosto, dicha orquesta interpretó la pieza Octavarium, de la banda progresiva Dream Theater. Y sorprende, insisto, que el contexto para este asunto sea Venezuela.

Las escuelas de música más prestigiosas del mundo saben que la música no debe estudiarse de manera plana, de atras adelante, como un frankenstein al que la política ha metido mano y la ha tornado inaccesible. En lugar de eso, debemos recuperar la libertad para experimentar con la música moderna y de consumo de masas. Esto es especialmente enriquecedor. Una muestra de ello es escuchar versiones que hacen los jóvenes músicos, y en la que los oídos populares experimentan en placer de una orquesta, al ver reconocidas las piezas que se interpretan.

El rock orquestal o la orquesta con elementos rock no es algo nuevo. Pero hasta hace poco, era difícil imaginar una profunda inclusión de guitarra eléctrica, batería, o sintetizador de iPad, en una revisión de obras contemporáneas como las de la banda de metal progresivo Dream Theater.

Hemos superado entonces los arriesgados proto-proyectos más visualemente atractivos que sonoros, como el afán de versionar heavy metal con otros instrumentos porque sí. Los arreglos con violines y contrabajos de la banda de Helsinki Apocalyptica, parecen quedar atrás ante proyectos de esta envergadura, que van más allá de las fronteras que este género musical está acostumbrado a abordar.

En la versión de Octavarium me sorprende especialmente el "rompimiento de gloria" de algo que no se espera que tenga tanta profundidad, y cuyos intérpretes parecen "superados" por el momento (nótese el nerviosismo de los primeros minutos).

"Explorations" es la primera composición de Rudess para orquesta y cumple con un sueño que empezó cuando era un prodigio en la renombrada Escuela de Música de Juilliard.  

«Una vez en Juilliard tuve la oportunidad de ver a Pierre Boulez dirigir La Consagración de La Primavera, de Ígor Stravinski. La pasión en la composición combinada con la potencia del sonido de una orquesta completa tuvo un impacto grandísimo en mí. Durante años he estado sentado frente a mis sintetizadores girando las perillas, tratando de recrear ese poder. Con ’Explorations’, finalmente podré escuchar una de mis propias composiciones tomar vida con ese sonido inconfundible de una orquesta acústica en vivo», afirmó Jordan Rudess.

 

Si no teníamos suficiente con el boom de metal latinoamericano, donde Venezuela es un gran exponente con bandas como Ananta, Vytas BRenner, Rubén D´Hers, Echoes (de lo mejor del género en 2010), Equilibrio Vital, Estructura, Ficción, IX, Kré, Mojo Pojo, Odrareg, Parthenon, Pi Xprnc, Pig Farm on the Moon, RC2, Raimundo Rodulgo, Sea of Nectar, Sibelius, Témpan, ahora además nos demuestran que están sabiendo integrarlos nuevos flujos culturales como el heavy metal, que no son una moda sino formas de vida y de entender la realidad desde una perspectiva diferente.

Los críticos musicales de rock de este país no permanecen ausentes, y muchos están percibiendo esta tendencia, que en mi opinión, viene imponiéndose desde 2006.

«Muchos opinan que a partir del año 2008, Latinoamérica, específicamente en Venezuela, se viene pasando por un gran momento musical en lo que al ámbito metalero se refiere… Definitivamente, es así. El año 2010 ha demostró de gran forma que Latinoamérica, específicamente en Venezuela, ha sido uno de los campos de batallas más grandes en lo que se refiere a la industria metalera mundial. Más de 30 bandas de renombre se han presentado en tierras criollas los pasados 12 meses, más los que ya anunciaron fechas y los que faltan por confirmar en este presente 2011». Opinión "El metal busca a Venezuela" Parte I Parte II, Gerald Evans. (http://venezuelametal.com.ve)

 

Fue de hecho en 2006 cuando se presentó Historia del metal en Venezuela, por La Fundación Nuevas Bandas, a través de su programa Fabricado Acá, y como buen exponente de este interés.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres