Blogia
Metal Progresivo

El número 06660 de la Lotería de Navidad reparte 30.000 euros

El número 06660 de la Lotería de Navidad reparte 30.000 euros

En la Lotería Nacional de este año se han agotado en varias regiones de España los boletos que incluían el número 666.

Por ejemplo; el mítico bar de rock Carátulas, de la localidad madrileña de Móstoles, ha sido de los distribuidores de un número (06660) que ha repartido 30.000 euros en décimos vendidos. La broma casual que ya llevan años haciendo para la Lotería de Navidad ha hecho que 300 afortunados obtuvieran premios de 100€, que para los tiempos que corren no está nada mal.

facebook carátulas

Anécdotas de este tipo son muy comunes en los medios, que buscan rellenar espacio para todo tipo de curiosidades en torno a la Lotería de Navidad. Pese a lo irrelevante del tema, la curiosa paradoja de buscar el número del diablo en un sorteo que se celebra en un contexto religioso-capitalista nos permite una reflexión sobre nuestro pensamiento mágico.

En el diario laprovincia.es que se edita en Las Palmas aparecía una noticia muy semejante: El entusiasmo por el boleto ´666´La administración de loterías del Las Arenas ha vendido los 30 décimos de que disponía con "el número del Diablo"

¿Qué se esconde detrás de esta concepción absolutamente mágica? ¿Ocultar nuestro hábito consumista en anamorfismos de actitud rebelde? Este asunto ya lo trataron algo más genéricamente los autores del libro Rebelarse vende:  el negocio de la contracultura,  aunque desde una perspectiva sociológica.

Desde una base antropológica, la cual todavía nos cuesta insertar en nuestros espacios de debate y opinión, la cosa tiene más chicha, ya que nos ayudaría a comprender que el ser humano posee un pensamiento simbólico-mágico dominante, incluso en sociedades basadas en lo práctico, el desarrollo científico, el pensamiento hipotético/deductivo, como son las nuestras. 

Más aún, hacía tiempo que un contexto social nos mostraba tan explícitamente nuestra otro yo irracional. En este 2012 se ha reproducido ad nauseam la idea del "fin del mundo" en todas partes (publicidad, pensamiento social, incluso ha influido en cuestiones como el estudio de los mayas...). No seamos deterministas pensando que son cuestiones impuestas por la sociedad de consumo; si calan es porque, de alguna manera, siempre nos queda un hilo de duda ante fenómenos completamente indemostrables.

Volviendo a la Lotería, no tengo ninguna crítica contra el hecho de adquirir un boleto sólo porque su número incluya el 666; más allá de numerologías, esoterismo o supersticción, creo que existe un muy útil espacio de socialización y creación de afinidades en torno a este tipo de actitudes; por banales, superficiales y engañosas que sean. Un ejemplo: el heavy metal es un fenómeno global gracias a que sus símbolos conectan a las personas de una manera mucho más inmediata que otros fenómenos también de carácter global. Por muy vacío de significado que estén, nos acercan y nos muestran como semejantes.

En nuestros días en los que las religiones dominantes aparecen como fantasmas institucionales que todavía generan conflictos bélicos y legitiman las mayores desigualdades, en lugar de la socialización que falsamente proponen (hasta donde yo sé, una iglesia o una catedral es un espacio absolutamente PRIVADO), no está de más detenerse en la importancia de un pensamiento mágico-pagano que cruza transversalmente todas las culturas existentes en este mundo.

Frente al llamado "totemismo burgués" de la cultura material dominante, existe una reflexión antropológica promovida por autores como Marshall Sahlins que define que la utilidad final de algo no es una cualidad inherente al objeto sino un significado de sus cualidades objetivas. Esto ayuda a comprender que las cosas poseen la importancia que decidimos darle. Si el pensamiento dominante en los países desarrollados buscara metas de carácter cualitativo antes que cuantitativo, seguramente no sería tan difícil entender por qué somos tan irracionales. La irracionalidad es la "cara B" de nuestra mente, un modo alternativo de procesar la información que no desea obtener explicaciones deterministas o de causa-efecto. Si la intentásemos comprender obtendríamos como inmediato resultado una postura de respeto ante otras culturas, y se traduciría por contrapartida en una muy radical actitud "antisistema".

Es normal entonces que en fenómenos de este tipo no haya ni atisbos de dar una explicación. De ahí que la cobertura mediática de este tipo de acontecimientos suela conducir a elaborar conclusiones del tipo "qué tonta es la gente". Pues pese a todo lo negativo del pensamiento supersticioso, hay que decir que ni este es nunca o casi nunca tomado en serio por los propios individuos, ni este pertenece exclusivamente a modos de pensar "inferiores". 

 

(Menuda charla os he soltado, espero que no me crucifiquéis por convertir un titular viral en una pedante reflexión... ¡Feliz navidad!) 

- Pensamiento mágico en Wikipedia

- James Robertson: Death metal: A “pipeline to God”?

- Greg Downey: Death metal religion and the socialization of emotion


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Arely -

Hola!
He encontrado tu blog buscando espacios para difundir musica independiente de Mexico. Ojala te guste, te dejo el link de youtube y bueno andamos aca al otro lado del globo ayudando al metal progresivo que es un genero poco difundifo. Saludos! Un gusto! :)

http://www.youtube.com/watch?v=md-WkAEXIiI
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres